La definición más rápida que podríamos dar del acabado apomazado sería la de un pulido sin brillo. Su suave tacto unido al no poseer brillo, lo convierten en un material idóneo para construcción moderna, donde conseguiremos colores muy uniformes y sensaciones pétreas muy interesantes.


 

Trabajos realizados con apomazados



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies