La laja irregular es el material que se extrae directamente de la cantera: piedra fuerte, limpia y en estado puro. Este material se coloca directamente como la naturaleza nos lo presenta, con formas dispares que se entrelazan para mostrar un trabajo tradicional. La textura varía en función de la formación de la piedra, siendo las pizarras las más lisas, pasando por las cuarcitas con texturas medias, hasta las areniscas siendo las más abruptas.


Normalmente los espesores son de 2 a 3 centímetros, pudiendo realizar cualquier otro en función de las necesidades de la obra. Es un material apropiado tanto para interiores como exteriores, solados o aplacados.


 

Trabajos realizados con lajas irregulares