El escarfilado es un trabajo que se realiza sobre la superficie de la piedra natural, la maceta golpea el escarfilador, y este a su vez la piedra, a la cual arrancamos una esquirla de la superficie, y así, golpe tras golpe, obtenemos una textura muy similar a la del propio material cuando sale de la cantera. Una superficie abrupta y rica en intensidad de color.


 
Travertino

Piedras

Trabajos realizados con escarfilados



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies